El síntoma de la rana hervida

Seguramente pensaste que el 2017 sería distinto, pero te encontraste que cada día termina igual. Los problemas son los mismos, los hábitos se acentúan cada vez más, hablamos y pensamos de la misma forma y en todas las cosas seguimos haciendo lo mismo, no dándonos la oportunidad a creer o soñar que las cosas pueden ser diferentes y  mejorar. Esto no hace más que describir el síntoma de la ‘rana hervida’.

Si se introduce una rana en una olla con agua a temperatura ambiente, y la misma se va calentando poco a poco, la ranita se queda  tranquila, hasta que el animal, casi sin darse cuenta, se acomoda a la nueva temperatura del agua perdiendo el sentido, achicharrándose por el hervor . Sin embargo si la rana entrara al agua hervida directamente, daría un salto hacia afuera y conseguiría escapar de la olla.

A medida que va pasando el tiempo y vamos cumpliendo años, parecería que nos acomodamos a las formas, las rutinas, el sufrimiento, la queja, el enojo, el rencor; pensando que esto es lo normal en la vida. A su vez  nos resistimos más a los cambios, entrando en una situación de confort o comodidad, que quizás parezca  buena, pero que nos impide conocer cosas nuevas.

Así le sucedió al pueblo de Israel en los tiempos bíblicos. Dios les dijo “Bastante tiempo permaneciste en este monte”. (Deuteronomio 1:6) La Biblia.

A menudo nos acomodamos en algún ‘monte’, que nos brinde seguridad o protección, aunque sea por un determinado tiempo, hasta que salgamos de la situación. A Israel le pasó lo mismo, tenían un propósito de parte de Dios para sus vidas, Dios tenía preparado un camino para que ellos transitaran y pudieran llegar a lo prometido por su Creador. Si lo hubieran seguido, el trayecto no les hubiera tomado más de 11 días, pero sin embargo tardaron 40 años en llegar.

Esto pasó porque se quedaron en el monte, seguros como la rana en el agua, la temperatura de la misma subía y ella se achicharraba sin saberlo, hasta morir. Cuantas personas se adormecen a sus sueños, esperanzas, objetivos, nuevas metas; perdiendo su fe y no cumpliendo el propósito que Dios tiene para ellos.

Recién son los primeros días del 2017, estemos expectantes a todo lo nuevo que Dios tiene preparado para este año, todavía estás a tiempo de salir del ‘agua de la olla’ dando un salto a las bendiciones que Dios tiene para tu vida.

¡Que este sea un año lleno de Bendiciones para vos y los tuyos!

Pastor Aldo Pier

Face: Aldo Daniel Pier

aldopierpr@hotmail.com