La necesidad de una fe activa

LA REFLEXIÓN DE LA SEMANA

Todos nacemos con una medida de fe, algunos se esfuerzan para que esta crezca, en cambio otros transitan por la vida sin darle mayor importancia. Tener fe en los tiempos que vivimos no parece una cosa sencilla, mucho menos llevar una fe activa, esto no solo es posible, sino sumamente necesario para alcanzar nuestros objetivos y respuestas a muchas de nuestras preguntas.

Algo dinámico es algo que está en movimiento, lo que significa que es todo lo contrario a estar quieto, parado o estático.

Ambos estados son necesarios, por momentos hay que estar parados, detenidos o reflexivos, ya sea para meditar, para descansar, para aprender algo, etc. Pero es fundamental estar activos, la vida misma funciona en un constante dinamismo.

La fe que hay en cada persona debe pasar de ser pasiva a una fe activa. Una fe que no tenga acción es una fe que no es útil.

Hay un relato en la Biblia, en el Evangelio de San Marcos capítulo 5, que describe la historia de una mujer que sufría una penosa enfermedad por más de doce años, después de haber ido a todo lugar buscando sanidad y gastado todo el dinero que tenía, con el fin de hallar una respuesta, escuchó hablar de Jesús, reflexionó y luego se activó en su fe. El texto lo relata de la siguiente manera, “Cuando (la mujer) oyó hablar de Jesús, vino por detrás entre la multitud, y tocó su manto de Jesús”.

Esta mujer quebrantó su orden y puso su fe en acción. Se nos presenta aquí el caso de una fe dinámica, tan fuerte que le permitió romper con los esquemas mentales que están llenos de limitaciones y barreras. Esa fe dinámica la llevó a acercarse a la fuente de su milagro; tal y como se relata debió haberle causado un gran esfuerzo, por el estado en el que ella se encontraba, pero ese no fue un impedimento, su fe fue más grande que la dificultad y que su debilidad, y más grande que el reto de acercarse en medio de la multitud para “tocar el manto de Jesús”.

Todos nacemos con una medida de fe, algunos trabajan y se esfuerzan para que esta crezca y otros no. La diferencia es que unos buscan activar su fe y otros la mantienen de forma pasiva, estática. Esto  también tiene relación con quién o qué es el objeto de nuestra fe. La Biblia nos recuerda que Jesús es el Autor y Consumador de la Fe. (Hebreos 12:2)

En los tiempos que vivimos es imprescindible movernos con fe, la pregunta es, ¿Cómo es nuestra fe; pasiva y teórica, o activa y dinámica?

Pastor Aldo Pier

Face: Aldo Daniel Pier

aldopierpr@hotmail.com

 

Fuente: Juan C Quintero / www.buendiatodoslosdias

 

FM Kyrios

Nuestro portal KYRIOSDIGITAL, nace como resultado de nuestra radio comunitaria FM KYRIOS 92.5.
El objetivo a través de estos dos espacios comunicacionales, es satisfacer tanto a una audiencia cada vez más exigente, como a lectores que quieren estar permanentemente actualizados.
Mas informacion en Nosostros