Destacan los resultados de las tareas preventivas y controles bromatológicos

La Subsecretaría de Fiscalización y Control de la Municipalidad destacó los resultados de los distintos procedimientos de prevención y control efectuados desde el mes de abril.

A partir de ese mes y hasta el mes en curso, el mayor porcentaje de infracciones estuvieron relacionadas con falta de habilitación de vehículos para el transporte y de sustancias alimenticias, que a su vez carecían de elementos de seguridad e intentaban concretar la introducción clandestina de distintos productos alimenticios, a lo que se sumó en la mayoría de los casos, la falta de la libreta sanitaria y falta de higiene.

En total, se labraron 20 actas de infracción. En cuanto a la mercadería que se trasladaba en condiciones irregulares, se determinó su  destrucción.

En otro orden, los agentes de la Subsecretaría y del área de Inspección General, detectaron la existencia de comercios sin la habilitación correspondiente; en algunos casos con el agravante de comercializar productos alimenticios de amplia variedad sin rótulo correspondiente, no aptos para el consumo humano.

Mayormente, se decomisaron productos comestibles;  galletitas, fiambres, hamburguesas, salchichas y pastas caseras, además de alimentos sin refrigeración ni condiciones higiénico sanitarias requeridas.

Los procedimientos de control se realizan a diario, de manera aleatoria y sorpresiva, aunque en primera instancia el personal de Fiscalización y Control se presenta en el comercio e indica a sus propietarios las cuestiones a mejorar a través de notificaciones.

Posteriormente, se concreta la inspección y, en caso de no haber cumplimentado las observaciones, se efectúa el acta de infracción.  Los requerimientos en cada inspección consisten en solicitar las licencias de REBA – para venta de bebidas alcohólicas-, libreta sanitaria, matafuegos y luces de emergencia.

Por otra parte, se realizan controles vehiculares de los transportes de alimentos; se les solicita  la respectiva habilitación, libreta sanitaria de los conductores y el cumplimiento efectivo de requisado y control sanitario, además de declarar toda la mercadería en las oficinas de Fiscalización y Control ubicadas en el Parque Industrial de Patagones.