La importancia de hacer una buena elección

Al mencionar o escuchar el término elecciones, casi en forma simultanea asociamos la palabra con: “Política, comicios, votación, candidatos, etc”. Es más, la definición del término indica que “es el mecanismo a través del cual los miembros de una comunidad eligen por votación representantes, cargos políticos o sindicales”. En síntesis, significa elegir o seleccionar. Acciones estas que realizamos todo el tiempo a lo largo de nuestra vida.

Los períodos electorales en nuestro país son cada dos o cuatro años. Este ejercicio practicado por las sociedades democráticas, pueden llegar a mejorar o no nuestra calidad de vida, depende quien gobierne, aunque siempre es saludable poder ejercitar el voto. Pero también, hay otro tipo de elecciones que son sumamente importantes, aquellas en las que tenemos la oportunidad de realizar a diario y que pueden llegar a marcar el rumbo de nuestra existencia.

Por ejemplo, algunos eligen formar una familia, en cambio otros prefieren vivir en soledad. Algunos escogen estudiar una carrera, pero otros un oficio. Algunos eligen discutir permanentemente, en tanto otros buscan la conciliación. Están los que ven todo negativo y aquellos que buscan encontrarle el lado positivo al asunto. En resumen, siempre se nos presentarán situaciones en la vida en las que deberemos elegir.

La historia de José, puede aclarar mejor este último punto. Según cuentan, era una de esas personas a las que uno dice “imposible no llevarse bien con él, o no querer ser su amigo”. Si uno podría definirlo diría que era un motivador nato. Si alguien tenía un mal día, José estaba ahí para decirle como ver el lado positivo de la situación.

Una vez le preguntaron cómo hacía para ser una persona positiva todo el tiempo, a lo que respondió: “Tengo dos opciones”. Después explicó: “Cada vez que sucede algo malo me digo a mi mismo: José tenés dos opciones, o elegís ser víctima de la situación o elegís aprender de eso. Entonces escojo la última opción”, sostiene.

Luego comenta: “Cada vez que alguien se queja, puedo aceptar su queja o puedo enseñarle el lado positivo de lo que eso trae. Elijo buscar el lado positivo”, afirma.

Claro, una cosa es decirlo y otra muy diferente hacerlo, mucho menos en los tiempos que estamos, pero seguramente la actitud y posición de José en la vida no solo es capaz de beneficiar a quienes la practican, sino también a quienes puedan estar alrededor de una persona así.

En el contexto espiritual, Dios también nos invita a realizar una elección. La Biblia, cita en el Antiguo Testamento, en  Deuteronomio 11:26, “He aquí, hoy pongo delante de ustedes la bendición o maldición. El mensaje es claro, según elijamos, así viviremos.

Pastor Aldo Pier

 Face: Aldo Daniel Pier

 aldopierpr@hotmail.com