“Creer cuando el panorama dice lo contrario”

El desafío de mantener y preservar la fe en los tiempos actuales es cada vez más grande, pero el hacerlo siempre nos beneficia. Enteráte como.

En parte pudo haber sido fácil creer en Jesús en los tiempos en que él anduvo en la tierra. Digo esto porque en nuestra cultura latinoamericana es más fácil creer cuando las cosas se ven, que cuando esto no sucede.

En el caso del mundialmente conocido relato bíblico de la “Alimentación de los cinco mil”, se encuentra la particularidad de ser el único que es repetido en los cuatro evangelios. Ningún otro milagro del Señor Jesucristo fue realizado en presencia de tantos testigos, ni tuvo tantos beneficiarios al mismo tiempo como este. O sea que estamos ante un hecho sumamente importante.

El texto bíblico describe lo siguiente:

San Juan 6, “Cuando alzó Jesús los ojos, y vio que había venido a él gran multitud, dijo a Felipe: ¿De dónde compraremos pan para que coman éstos? Pero esto decía para probarle; porque él sabía lo que había de hacer. Felipe le respondió: Doscientos denarios de pan no bastarían para que cada uno de ellos tomase un poco.

Uno de sus discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dijo: Aquí está un muchacho, que tiene cinco panes de cebada y dos pececillos; mas ¿qué es esto para tantos? Entonces Jesús dijo: Haced recostar la gente. Y había mucha hierba en aquel lugar; y se recostaron como en número de cinco mil varones. Y tomó Jesús aquellos panes, y habiendo dado gracias, los repartió entre los discípulos, y los discípulos entre los que estaban recostados; asimismo de los peces, cuanto querían. Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada. Recogieron, pues, y llenaron doce cestas de pedazos, que de los cinco panes de cebada sobraron de lo que habían comido…”

Según se puede apreciar en el texto, el panorama no parecía el mejor para los discípulos. La gente que había seguido a Jesús era mucha, la multitud estaba cansada y hambrienta. En tanto,  el grupo de Jesús, los discípulos, tenían la orden del Señor de atenderlos, esto implicaba también alimentarlos.

Tarea nada sencilla esta última, más aún si tenemos en cuenta que solo contaban con cinco panes y dos peces, sin olvidar el poco dinero que tenían, que ni remotamente les alcanzaba para comprar comida para todos.

Jesús les había mandado que “les diesen de comer”, pero la pregunta que retumbaba una y otra vez dentro de la mente de los discípulos y la preocupación que no podían ocultar en su mirada, decía ¿cómo hacemos esto?

Es allí donde no les quedaba otra cosa que creer que algo positivo iba a pasar, aun cuando el panorama mostraba lo contrario.

Seguro en más de una ocasión hemos atravesado situaciones como estas, donde nuestras fuerzas son limitadas y nuestros recursos sumamente escasos.

Es por eso, que entre tantas otras enseñanzas que nos deja este relato, podemos afirmar en primer lugar que:

No hay problema tan grande que Jesús no pueda resolver. Alguien dijo en cierta ocasión: “Mostráme el tamaño de tu problema y yo te mostraré el tamaño de mi Dios”. Esto nos habla de la concepción que el ser humano tiene de Dios y del tamaño de su fe, que no es ni más ni menos que “la certeza de lo que se espera y la convicción de lo que no se ve”

En segundo lugar, lo sucedido en los tiempos bíblicos nos enseña que  No hay hambre tan intensa que Jesús no pueda saciar. La multitud siguió a Jesús porque tenía hambre espiritual. Estaban cansados de las injusticias, la verdad no la pasaban bien, pero cuando escuchaban al carpintero Jesús, sabían que había algo distinto, saciaban su apetito espiritual y también Dios les proveía para sus necesidades.

¿Qué pasa cuando nos encontramos en una situación donde el panorama está totalmente en contra de nosotros?, ¿Tenemos allí la misma capacidad de creer en lo que Dios puede hacer?, ¿Somos capaces de confiar con totalidad en que Dios nos responderá?

En esos momentos en donde el panorama pinta exactamente contrario a como quisiéramos, es donde vale la pena sacar a relucir la fe que decimos tener en Él.

 

FM Kyrios

Nuestro portal KYRIOSDIGITAL, nace como resultado de nuestra radio comunitaria FM KYRIOS 92.5. El objetivo a través de estos dos espacios comunicacionales, es satisfacer tanto a una audiencia cada vez más exigente, como a lectores que quieren estar permanentemente actualizados. Mas informacion en Nosostros