Todo es parte del plan

.

Durante el tiempo que venimos transitando de campaña, los partidos con chances de disputar la gobernación han tenido como tema principal, casi excluyente, impedir que AW sea candidato a través de la vía judicial. Todo giraba en torno a lecturas jurídicas del artículo de la Constitución Provincial, interpretaciones y a la vivencia cuasi futbolisitica de los distintos fallos judiciales que surgían en torno a la candidatura del gobernador.

Mientas que la campaña de AW giro en torno a lo que Mario Riorda llama el mito de gobierno entendido como una herramienta de la comunicación gubernamental que permite crear consensos, en tanto que vincula al ciudadano con el gobierno y lo hace sentir parte de él. Esto se plasma en las ideas fuerza de los spots electorales y gubernamentales como son “con Alberto venimos bien” o “Contá con nosotros”, respectivamente. Acá hay un ejemplo de este tipo de comunicación: https://bit.ly/2Tsw0wy. En JSRN, lo judicial tenía un lugar marginal en la campaña.

A medida que pasaba la campaña se instalaba la figura de AW a partir de la combinación del aumento de sus apariciones públicas, inauguraciones, entrega de aportes, afiches y gigantografías, lanzamiento de locales de campaña y de fallos judiciales que le iban diciendo al ciudadano que Alberto podía ser candidato. En este sentido, Duran Barba afirma que enredarse en tecnicismos jurídicos es una estrategia equivocada en las campañas, ya que los electores no son todos abogados ni siguen los temas de la política con la misma atención de una telenovela. La gente busca la información procesada y si muchos jueces o fiscales, o alguien de la justicia, decían que Weretilneck podía ser candidato, para la ciudadanía era candidato. Un dato no menor es la baja legitimidad y por ende la perdida de interés del sistema judicial, según el estudio de Gustavo Córdoba de febrero del 2019 (https://bit.ly/2OnMpBg), el grado de aprobación de la justicia es de apenas del 22 %.

Llegamos al viernes 22 de marzo con una campaña en marcha, con la oposición desorientada respecto del clima de opinión pública y con niveles de intención de voto que mostraban al oficialismo ganando en el circuito electoral Alto Valle Centro, bastión de Martín Soria, y con posibilidades de ganar General Roca. Pero la Corte dijo que no.

¿En que cambia el contexto ahora? En todo. Pero creo que Alberto contaba con este escenario, es más, creo que era lo que esperaba. Las dificultades que tuvo al instalar la figura de Fabián Gatti en el 2017 y el bajo nivel de conocimiento de candidatos de su confianza, llevaron a rever la estrategia de poner desde el inicio de la campaña a una fórmula que no lleve su nombre en el binomio. Una campaña sin Alberto hubiese tenido temas diferentes por parte de las otras fuerzas y como la figura más conocida a Martín Soria, en ese contexto JSRN habría “corrido de atrás” la campaña.

En el actual escenario, AW deja a Arabela Carreras adelante, con una intención de voto un 30 % menor a la de él. Pensando en casos de transferencia de votos a excepción del caso Campora-Perón y Bullrich-Vidal, no suele superar el 70 %. Pero la deja llevando la delantera, a dos semanas de las elecciones y con la figura de AW jugando fuerte, ya que es el candidato que “no lo dejaron los de Buenos Aires”, un planteo similar al juego Provincia VS. Buenos Aires que hace el MPN, el otro movimiento puramente provincial.

Al igual que el Dr. Strange, AW planifico sobre el único escenario en el que JSRN podía ganar, en el único escenario en que podía transferir votos.

El 10 de abril y el 24 de abril, sabremos si AW y el Dr. Strange, respectivamente, planificaron correctamente.

Lasse Paniceres

Politólogo –

Director de Par Consultores

FM Kyrios

Nuestro portal KYRIOSDIGITAL, nace como resultado de nuestra radio comunitaria FM KYRIOS 92.5. El objetivo a través de estos dos espacios comunicacionales, es satisfacer tanto a una audiencia cada vez más exigente, como a lectores que quieren estar permanentemente actualizados. Mas informacion en Nosostros